Webminar en el Ateneo Mercantil

El pasado día 21 de junio tuvo lugar en la capilla del Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer, sito en la población de San Antonio de Benagéver (Valencia) la ceremonia de final de curso de la seis veces centenaria institución benéfica fundada por San Vicente Ferrer.

En el mismo acto se realizó la despedida de los seis niños que este curso finalizaban sus estudios y estancia en el Colegio Imperial. Los pequeños egresados de la fundación vicentina son Raimon Pérez, Santiago Jaramillo, Juan Manuel Rodríguez y Salvador Tecles, españoles, y Cecilia Amugu y Octavio Nguema, nacidos en Guinea; todos ellos de edades comprendidas entre los catorce y los dieciséis años.

La ceremonia comprendió una alocución del Clavario Director Rvdo. Sr. D. José Ignacio Llópez, que habló sobre la significación del acto, hizo una salutación para la Honorable Clavariesa de la Fiestas Vicentina, que se encontraba presente y acompañada por el Tesorero de la Junta Central Vicentina, D. Salvador Peris; saludó asimismo a los presidentes de Asociaciones y a los clavarios y clavariesas asistentes, y tuvo afectuosas palabras para el Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer para con el cual reiteró su sentimiento de gratitud por su iniciativa y su decisiva intervención en el proyecto y obra de arbolado y aulas al aire libre en el Colegio. A continuación se llamó al presbiterio a los seis niños que finalizan su estancia en la casa y aulas de la Institución, que fueron saludados por el P. Llópez, el Gerente D. José Manuel Sanmillán, el Lloctinent General del Capítulo, Prof. Ballester-Olmos y el Capellá Major del Capítulo, Rvdo. Sr. D. José Castillo, Clavario Director que fue del Colegio Imperial durante muchos años. Siguieron en el turno de palabra el Lloctinent General, quien habló de la naturaleza del Capítulo y acerca de la significación y utilidad del Oracional, y el P. Castillo, que realizó una remembranza del espíritu colegial que, renovado, pervive desde antaño, y recomendó el uso del Oracional, ofreciendo a los niños consejos para su uso. Cerró el acto el Clavario Director invocando a San Vicente Ferrer y a la Virgen María, agradeciéndoles su continua intercesión a favor del centenario Colegio Imperial.