actoinst 2016El cardenal arzobispo de Valencia, D. Antonio Cañizares, presidió ayer en la iglesia castrense de Santo Domingo, de Valencia, el capítulo general de los Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer en el que prestaron juramento dos nuevos caballeros: el ingeniero industrial químico Julio Chanzá y el empresario, abogado y teólogo Juan Agustín Blasco.


Igualmente, se entregaron Medallas de Oro del Capítulo al sacerdote Ramón Canseco, capellán castrense y párroco de la iglesia de Santo Domingo y Manuel Guallart, licenciado en filología y fotógrafo colaborador del periódico de la diócesis Paraula, por sus relevantes servicios al Capítulo y en reconocimiento a la labor de promoción y difusión del conocimiento del santo.

capítul 2016min