BREVE HISTORIAL DEL CAPITULO


El Muy Ilustre, Virtuoso, Magnífico y Leal Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer, fue constituido con el fin de que perviva a través del tiempo la profunda huella que el gran dominico dejó en Valencia y las otras tierras de Europa, y hacer imperecedera la influencia que San Vicente Ferrer ha tenido en la historia de los hombres y de la Iglesia. Para ello, sus miembros, titulados Caballeros Jurados por el juramento prestado en la Ceremonia de su investidura, dedican su actividad institucional y personal a laborar por la propagación del culto y devoción al gran Apóstol de la Paz.

 

El Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer fué fundado por los señores: D. Juan Bta. Martí Belda, abogado y exconcejal de Ferias y Fiestas del Ayuntamiento de Valencia, y D. José Ferrer Olmos, prestigioso jurista de gran erudición.

 

En fecha de dieciocho de abril de mil novecientos sesenta y seis, su primer Lloctinyent General, D. Juan Martí Belda, en acto eucarístico realizado en la Celda de San Vicente Ferrer del antiguo Convento de los Dominicos, oficiado por el Rvdo. Sr. D. José María García Tortajada O.P., realizó su juramento y recibió la Cruz de Caballero ante el Presidente de Honor, el Excmo. Sr. D. Santiago Mateo Marcos, Capitán General de Valencia, tomando a continuación juramento a los primeros miembros del Capítulo, los señores D. Juan Hernández Antón, D. José Ferrer Olmos, D. Remigio Nebot Aparici, D. Ramón Sebastiá Iglesias, D. Julián Espinal Tortajada, D. Juan Marco Igual, D. Luís Gascó Pascual, D. Francisco Perelló de la Peña, D. Salvador Cerveró Ferrer, D. José Crespo Ballester, D. Rafael López Díe y D. Diego Ballester Anguís.


En su primer acto institucional fueron designados por el Lloctinyent General el resto de los cargos del Capítulo: Sindic Primer D. Juan Hernández Antón, Sindic Segón Excmo. Sr. D. Luís Gascó Pascual, Escrivá D. José Ferrer Olmos y Almoiner D. Ramón Sebastiá Iglesias.

El día 17 de octubre de mil novecientos setenta, con la decidida intervención de aquellos primeros Caballeros capitulares y otros doce recibidos en 1967, 1968 y 1969, llegó a Valencia la reliquia del brazo izquierdo de San Vicente Mártir, donada por Pietro Zampieri y que estaba depositada en la iglesia de la Sagrada Familia de Padua, de la que era párroco el Rvdo. D. Mario Zanón.

Custodiado en su viaje por vía marítima por el Lloctinyent General, el Sr. Arzobispo de Valencia, D. José Mª Lahiguera y el canónigo y capellán del Capítulo, D. Vicente Castells Maiques, el brazo incorrupto de San Vicente Mártir llegó a bordo de la fragata Sarmiento de Gamboa, que mandaba el capitán D. Antonio Senac. En dicho año se adhieren al Capítulo, mediante juramento solemne, seis nuevos Caballeros.

 

En mil novecientos setenta y uno, el Capítulo propicia la celebración de una conferencia a cargo del profesor D. Giovanni Dogo, sobre Historia clínica del martirio de San Vicente Mártir, que fue impartida en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de Valencia.

 

El Arzobispo de Valencia, monseñor José Mª García Lahiguera, con fecha veinticinco de marzo de mil novecientos setenta y dos, aprueba definitivamente los estatutos del Capítulo.

 

El día 3 de enero del año mil novecientos setenta y tres, se iniciaron gestiones para la restauración de la Cárcel de San Vicente Mártir, y se solicita audiencia al Excmo. Sr. Alcalde de Valencia, D. Miguel Ramón Izquierdo, para restablecer la promesa de su antecesor en el cargo, el Sr. López Rosat, acerca de dicha restauración. La comisión es recibida por D. Antonio Soto Bisquert y el arquitecto municipal Sr. Rieta, a cuyo cargo quedó el estudio de las obras, que comenzaron el 1975. En el mismo año se incorporan al Capítulo ocho nuevos Caballeros.

La amenaza de derribo del antiguo edificio conventual de San Vicente de la Roqueta, llevó al Capítulo a realizar en mil novecientos setenta y cuatro un acto reivindicativo en el propio Templo de la Roqueta (Parroquia de Cristo Rey), pronunciando el Lloctinyent General un parlamento que fue seguido de una conferencia dictada por el Prof. D. Antonio Beltrán Martínez, catedrático de Arqueología, Epigrafía y Numismática de la Universidad de Zaragoza y consiguiéndose con el Ayuntamiento de Valencia un acuerdo para la conservación del edificio.

Con fecha de 9 de noviembre de 1974 se remite una comunicación al Sr. Alcalde y Corporación Municipal mostrándole la gratitud del Capítulo por el acuerdo para la conservación del edificio del Templo de la Roqueta. Entre los años mil novecientos setenta y cuatro a mil novecientos setenta y seis, doce nuevos Caballeros se incorporan a las tareas del Capítulo, recibiendo esta Institución, el día veintiséis de abril de este último año, la custodia de la Capilla de San Vicente Ferrer de la catedral valentina.


Con tal motivo el Capítulo ofreció al Cabildo una lámpara para el culto y una cartela para colocar en el púlpito gótico desde el que predicó el Santo. En dicho acto hizo de la palabra el Lloctinyent General, contestando a su parlamento el Sr. Deán de la Catedral.

 

En año mil novecientos setenta y siete nueve nuevos Caballeros se incorporan al Capítulo, siendo donada al Cabildo por parte del H.C. D. José Miguel Gresa, para su ubicación y uso en la capilla de la Catedral dedicada al Santo, la Cruz del Capítulo construida en mármol y bronce, y por parte del H.C. D. Vicente Gil Galán un reclinatorio de madera con el mismo escudo.

 

Siguiendo las obras de atención a la Capilla de San Vicente Ferrer, en mil novecientos setenta y ocho se acordó subvenir a su restauración y pintura, que fueron realizadas por el pintor José R. Contreras Juesas y el decorador D. Desiderio Climent. Asimismo, durante aquel curso se realizaron enérgicas gestiones y acciones judiciales en defensa de la personalidad del Santo y en protesta por la película titulada "La portentosa y milagrosa vida del pare Vicent ", presentada en el festival cinematográfico de Cannes por Albert Boadella y Els Joglars, vejatoria para la figura de San Vicente Ferrer. Entre este año mil novecientos setenta y ocho y mil novecientos ochenta se incorporan veintiún Caballeros al Capítulo.

 

El Capítulo organizó en mil novecientos ochenta, una peregrinación a Vannes, de donde el obispo auxiliar de Valencia D. Jesús Plá Gandía, el Director del Colegio Imperial D. José Castillo Peiró, la Junta del Colegio y el Lloctinyent General del Capítulo trajeron a Valencia la importante reliquia del hueso radio del brazo derecho de San Vicente Ferrer. En dicho acto el Obispo de Vannes, D. Pedro Augusto Boussard y el Obispo Auxiliar de Valencia, D. Jesús Pla, suscribieron el documento de entrega a Valencia de la reliquia, figurando el Sr. Martí Belda entre los signatarios del acta de donación. Durante los años mil novecientos ochenta y tres y mil novecientos ochenta y cuatro, nuevos Caballeros cubren las vacantes producidas en el Capítulo, siendo admitidos once tras el preceptivo juramento.

 

El día 11 de marzo de 1981, se nombra Camarera Mayor Perpetua del Capítulo y se le otorga la Cruz de Honor a la Excma. Sra. Dª.Paloma Torres Blanco de Martí Belda. El 25 de marzo de aquel año, tuvo lugar un Concierto Extraordinario de Fin de Curso en el Salón del Trono de Capitanía General.

 

En 1983, y durante los días 3, 4 y 5 de junio tuvo lugar un Retiro Espiritual en el Valle de los Caídos, dirigido por los Rvdos. Sres. D. Emilio Aparicio Olmos y D. José Castillo Peiró, capellán de Capítulo.

Nuevamente, en el curso de 1984 tuvo lugar durante los días 1, 2 y 3 de junio, un Retiro Espiritual en el Valle de los Caídos.

 

En mil novecientos ochenta y cinco, el Capítulo promociona un acuerdo de cooperación con el Centro de Estudios de San Vicente Ferrer, de los Padres Dominicos, comisionado para tal fin a los señores D. Juan Bta. Martí Belda, D Benito Sáez y González-Elipe y D. Ignacio Carrau Leonarte.

 

Durante los días 7, 8 y 9 de junio tuvo lugar en el Valle de los Caídos un retiro Espiritual para los miembros del Capítulo, dirigido por D. Emilio Aparicio Olmos y D. José Castillo Peiró. En mil novecientos ochenta y siete, se incorporan once nuevos Caballeros, propiciando el Capítulo una visita a Caspe el 27 de junio con motivo del 575 aniversario del Compromiso que en dicha ciudad y con la decisiva intervención de San Vicente Ferrer, determinó la sucesión en la Corona de Aragón.

Entre las actuaciones en defensa de la figura de San Vicente Ferrer, el Capítulo presenta querella contra los presentadores de la difamatoria obra teatral "Visanteta de Favara", escenificada en el teatro Valencia, producida por el Teatro Estable del P. Valenciano y patrocinada por la Diputación Provincial, acordándose entablar todas las acciones posibles contra los autores, actores y patrocinadores. En el despacho del notario D. Vicente Martorell se otorgaron poderes a Procuradores por el Lloctinyent General D. Juan Bautista Martí Belda en nombre y representación del Capítulo, así como numerosas asociaciones vicentinas y diferentes particulares.

El 30 de abril se presentaba la querella contra Albert Boadella y el resto de los responsables de tan vejatoria obra. El 18 de mayo de aquel año se celebró un importante acto de desagravio en la SI. Catedral, con intervención de todas las asociaciones vicentinas, asistiendo más de cinco mil fieles y oficiando el Sr. Deán de la Catedral, D. José Mengual Sancho, y más de cincuenta sacerdotes.

 

El 29 de mayo de 1987, el Lloctinyent General y una comisión del Capítulo viajó a Madrid para asistir en el Valle de los Caídos a la toma de posesión como Abad Mitrado del monasterio al Ilmo. y Rvdo. Sr. D. Emilio Aparicio Olmos, a quien se le obsequió el anillo pastoral con la insignia del Capítulo.

 

En los años mil novecientos ochenta y ocho y mil novecientos noventa, para cubrir las vacantes de producidas en el Capítulo, realizan el juramento de admisión nueve nuevos Caballeros, instalándose a sus expensas una iluminación adicional en la Capilla de San Vicente de la S.I. Catedral, que fue montada el día 4 de abril de 1989.

En este año y en ausencia de la estampa conmemorativa que el Ayuntamiento de Valencia entregaba durante la Misa Pontifical del día de San Vicente Ferrer, el Capítulo editó una, que fue entregada durante aquel acto. En el año mil novecientos noventa, se eleva protesta formal a TVE por la proyección de la película difamatoria de la memoria del Santo, antes citada. El día 5 de abril tuvo lugar el solemne acto de la bendición y entrega de una imagen hacia San Vicente Ferrer obra de D. Octavio Vicent Cortina, para que presida los patios del Colegio Imperial de Niños Huérfanos.


Asistieron al acto el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo D. Miguel Roca Cabanellas, el Ilmo. Sr. Deán de la Catedral. D. José Camillo Peiró, el Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer y la Junta del Colegio Imperial, con numerosos invitados.

 

El 8 de abril de 1991 en un acto solemne en la Iglesia Castrense de Santo Domingo tuvo lugar el nombramiento de Camarera del Capítulo a la Excma. Sra. Dª.María Luisa Díaz de Capilla, viuda de D. Salvador Escandell. El día 6 de noviembre de 1991 tuvo lugar el acto de entrega de la campana donada por el Capítulo a la Iglesia castrense de Santo Domingo, con el lema grabado: "San Luís Beltrán. Timete Deum Bona Gent. Donada pel Capitul de Cavallers Jurats de Sant Vicent Ferrer a la Capitania General del Regne de Valencia. Any MCMXCI". Bendijo la campana el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Valencia D. Miguel Roca Cabanellas, asistiendo el Capitán General, Excmo. Sr. D. Andrés Freire Conde, el Capítulo de Caballeros Jurados y otros invitados, siendo padrinos del acto D. Juan Bautista Martí Belda y Dª María-Teresa Vicente-Almazán y Pons de Sáez. En mil novecientos noventa y dos se adquieren seis bancos de madera con el escudo del Capítulo para vestir la Capilla cuya custodia tiene asignada en la SI. Catedral.

 

Entre los años mil novecientos noventa y dos a mil novecientos noventa y cinco, once nuevos Caballeros se incorporan al Capítulo para consolidar el número de miembros que permiten los Estatutos. El diecinueve de abril de mil novecientos noventa y cuatro, el Lloctinyent General, en unión de la Alcaldesa de Valencia, y en nombre del Capítulo, entrega públicamente en la Iglesia Catedral al Arzobispo de la Diócesis, un escrito solicitando la realización de los trámites precisos para que San Vicente Ferrer sea declarado Doctor de la Iglesia.


Para adaptar los Estatutos del Capítulo, a las normas del vigente Código de Derecho Canónico, se remite al arzobispado de Valencia para su aprobación el texto revisado, que es sancionado por el Sr. Arzobispo de Valencia con fecha veinte de enero de mil novecientos noventa y nueve.

 

En Capítulo ordinario, de fecha veintidós de abril de mil novecientos noventa y seis, cesa el Consejo, asumiendo el cargo de Lloctinyent el Excmo. Sr. D. Ramón Sebastiá Iglesias, nombrándose nuevo Consejo. El 29 de abril de mil novecientos noventa y nueve, al haber sido aprobados los nuevos estatutos del Capítulo por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Valencia, en Asamblea General Ordinaria del Capítulo se prodece a la renovación de los miembros del Consejo, siendo designado como Lloctinyent General el Excmo. Sr. D. Ignacio Carrau Leonarte. En el año dos mil, cuatro nuevos Caballeros realizan el acto de juramento y adhesión a los fines del Capítulo, quedando cubiertas las setenta plazas estatutarias y renovándose asimismo la Presidencia de Honor en la persona del General Jefe de la Fuerza de Maniobra, primera autoridad militar en la Plaza de Valencia.