Artículos

Filtro
  • MISA Y SALUTACIÓN DEL SR. ARZOBISPO AL CAPÍTULO DE CABALLEROS JURADOS EN LA CAPILLA DEL PALACIO ARZOBISPAL.

    NOS CONDUCE CARLOS, UN BUEN PADRE Y PASTOR


    0000000158Uno de los introitos que emociona especialmente a los HH. CC. del Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer cuando se acerca la Navidad es la celebración eucarística que esta ilustre corporación comparte con Don Carlos Osoro, nuestro Arzobispo, en la capilla doméstica de su casa.
    Fue el miércoles día 11 de Diciembre. El prelado había llevado un día en que, como todos los de su apretado calendario, la agenda experimentó la multiplicación de los minutos de cada hora para atender las miríadas de asuntos, los incontables compromisos y, sobre todo, "a los curas", como él dice, a sus queridos curas, en una labor e inquietudes que vemos los seglares con mirada entrañable y en las que don Carlos -su guía diocesano- se vuelca a toda hora.
    Como en años anteriores, los HH. Caballeros Jurados y sus familias llenaban la capilla y latía un verdadero, sincero y profundo sentido de la oración en familia que reinó entre aquellos muros presididos por el soberbio lienzo de la Inmaculada de José Vergara y la imagen de San Vicente Ferrer.
    La homilía de don Carlos fue como la reflexión tranquila y pausada de un padre mayor junto a la lumbre en un día de lluvia, vertiendo narraciones que ayudan a orientar la mente de los hijos, y sembrando su prédica con consejos que uno sabe que le van a servir.
    Antes de la bendición el Lloctinent General, Prof. Ballester-Olmos, pronunció un parlamento en el que actualizó los planteamientos conceptuales, doctrinales y operativos que vinculan al Capítulo de Caballeros Jurados con la Iglesia de Valencia y renovó los compromisos de la Corporación con el Sr. Arzobispo, la Diócesis y el Santo Padre.
    Al término de la misa el Arzobispo nos fue saludando y se mezcló entre el grupo para que Manolo Guallart nos hiciera una fotografía. Nos despedimos de don Carlos sabiendo que, siendo casi las diez de la noche, todavía tenía una reunión y que su jornada no acabaría con la frugal cena de este santanderino, cálido para los demás y austero para sí, entregado y generoso como su Maestro y que venía de una diócesis con una extensión y operativas pastorales incomparables con las que tiene Valencia, con sus gentes, sus expresiones devocionales y sus maneras, que son de otra escala y con otros sabores. Buen emisario es de aquel que venía de Nazaret, y con su proverbial cercanía de cura castellano nos trae el paternal mensaje de Francisco a la Valencia de hoy.
    Al tanto de todos los detalles estuvo en todo momento el Secretario del Sr. Arzobispo, nuestro erudito amigo el eficientísimo e incansable don Álvaro Almenar. Tras su cálida despedida, él seguiría en una interminable jornada al lado de Don Carlos -que como pastor diocesano asume con las almas la labor del pastor de los prados santanderinos de altura en los días difíciles del invierno- mientras el Capítulo, con sus familiares e invitados íbamos a disfrutar del esparcimiento y un cóctel en la Sala de Armas, donde el Lloctinent pronunció la tradicional salutación navideña al Capítulo, terminando con un brindis.

    0000000158-1

    Fotos: Manolo Guallart.

  • CON SR. ARZOBISPO EN LA PRESENTACIÓN DE LA EXHORTACIÓN “EVANGELII GAUDIUM”

    0000000155El pasado día 12 de diciembre el Lloctinent General, atendiendo la invitación de la Universidad Católica de Valencia "San Vicente Mártir", representó al Capítulo, junto a nuestro hermano capitular H.C. D. Pedro Catalán, en la presentación de la exhortación apostólica "Evangelii Gaudium" que realizó don Carlos Osoro en la sede de dicha Universidad sita en la calle Jorge Juan.
    El acto estuvo exquisitamente preparado por D. David Prada, Jefe del Gabinete del Rector y en su curso intervinieron Don Carlos, el Rector, y D. José Luis Sánchez, Vicerrector de Extensión Universitaria y Cultural, Capellán Mayor y Director del Departamento de Teología, Doctrina Social de la Iglesia y Deontología o Ética Profesional.
    Entre las reflexiones expuestas por Monseñor Osoro escogeremos la que se refería a que el papa Francisco "nos pide que nadie nos robe la alegría auténtica del Evangelio, que es la de saber que Dios cuenta con cada uno de nosotros, y que nos invita a ser audaces y creativos", y la alusión a que el Santo Padre señala el deber que la Iglesia tiene de hacer una transformación misionera ante la crisis que vive este mundo, por lo que hay que hacer el compromiso comunitario de tomar la decisión de anunciar el Evangelio, lo cual, como dice el arzobispo, "tiene que ser con formas nuevas, porque no sólo ha cambiado el decorado en esta situación sino todo el escenario para hacer creíble el Evangelio".
    Don Carlos estuvo elocuente y estimulante. Dio verdaderas consignas y estuvo claro como nunca, aludiendo a una economía y unas finanzas que están "en contra del ser humano"; combatió con dureza la "desigualdad que genera violencia y convivencia entre los hombres", "el relativismo y subjetivismo que no buscan la verdad", los medios de comunicación que "no identifican los valores esenciales y que han sido fundamentales", y el "fundamentalismo" o la "secularización que reduce la fe al ámbito de lo privado".
    El rector de la Universidad Católica de Valencia, D. José Alfredo Peris, en un brillante parlamento reivindicó para el espíritu universitario el humanismo que rezuma la exhortación apostólica: un humanismo misionero de la alegría, de la misericordia y del amor por los pobres, y aludió a la extraordinaria vivacidad intelectual que muestra el texto del papa Francisco.
    Por su parte, nuestro amigo el Vicerrector José Luis Sánchez, mostró su convencimiento de que la exhortación apostólica "es un giro copernicano en cómo presentar los contenidos de la fe y su estructura pastoral".

  • LA CLAVARIESA TOÑA JÁTIVA, EL CAPÍTULO DE CABALLEROS JURADOS Y EL COLEGIO IMPERIAL

    0000000151El M.I.V.M. y L. Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer tiene como objetivos y fines la promoción del estudio, la investigación y la divulgación de la vida y la obra de San Vicente Ferrer, así como la conservación, puesta en valor y difusión del conocimiento del patrimonio vicentino, tanto monumental, como artístico, documental, costumbrista, paisajista, devocional y de otras naturalezas.
    Su actividad se organiza mediante una estructura operativa distribuida en Encomiendas y cada caballero debe estar adscrito por lo menos en una de ellas, a las que debe rendir su servicio. Una de estas líneas de trabajo o Encomiendas es la de Asistencia Social, la cual contempla distintos horizontes de acción, con uno principal que es el Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer, al cual servimos en distintas materias. Una de ellas fue el proyecto y la dirección de las obras para la creación del Jardín arbolado, el paseo de las Jacarandas, el Jardín Bíblico, el Ágora y el Jardín horto-frutícola, de casi todo lo cual ya pueden disponer los niños merced a la primera fase desarrollada gracias a la iniciativa de Piedad García-Plata y a la generosidad del empresario valenciano José Luis Martinavarro, y una segunda fase que va a ser posible con la generosa colaboración de la Dra. Toña Játiva, ilustre vicentina y Clavariesa de la Asociación de la Pila Bautismal. Toña conocía las necesidades del Colegio Imperial y la conveniencia de esta segunda fase del proyecto y respondió sin tardanza e informó al Capítulo de sus generosos propósitos, por lo que se le invitó a asistir al rato de oración previa a la pasada sesión mensual del Consejo para, a continuación y antes del comienzo de la junta, informar de su desprendida oferta, y que el Consejo le mostrara su gratitud. Nuestra amiga nos acompañó en esa media hora y puso de manifiesto de nuevo su derroche de vicentinismo, encanto y señorío.

  • RETIRO DE ADVIENTO EN MANISES

    0000000157Un grupo de Caballeros Jurados y sus esposas nos reunimos el día 30 de noviembre de 2013 en un retiro de Adviento dirigido por nuestro Capellá Major, el P. José Vicente Castillo.
    El Adviento –traducción de la palabra griega parusía, presencia o llegada- recuerda que la presencia de Dios ya ha comenzado, y somos nosotros, los creyentes, quienes, por su voluntad, hemos de hacerlo presente en el mundo.
    Nuestro hermano de Capítulo y Conseller del mismo Juan Antonio Barberá, con la eficiencia y pulcritud que imprime al cumplimiento de las encomiendas del Capítulo, organizó el programa de la jornada en el Centro Deportivo y Cultural Militar "Rey Don Juan Carlos I", de Manises, que comenzó con un desayuno de encuentro al que siguió la Santa Misa con una estimulante plática de Don José en la que, haciendo un paralelismo entre el texto de San Mateo -Jesús ve junto al lago de Galilea a Simón y a su hermano Andrés y les dice: "Venid y seguidme"- y la misión apostólica de San Vicente Ferrer, nos recordó el compromiso de nuestro Juramento y los deberes de presencia y testimonio cristiano como Caballeros Jurados.
    Después de un paseo por los jardines y arboledas del centro pasamos a una sala donde nos reunimos en torno al P. Castillo, que planteó una serie de aspectos prácticos de la puesta en práctica de las esencias doctrinales vicentinas en la sociedad actual, lo que dio lugar a numerosas y jugosas intervenciones de los presentes planteando sus reflexiones acerca de los temas propuestos.
    A continuación compartimos mesa en el restaurante del Centro, con una carta que incluía una lubina y un cordero francamente interesantes. Una prolongada y amena sobremesa fue grato colofón para ese día de fraternidad capitular.

  • EL CAPÍTULO EN LA EXALTACIÓN DE LA CLAVARIESA MAYOR DE LA COFRADÍA DE SAN VICENTE FERRER DE LA CAÑADA

    0000000154La fría noche sabatina del último día de noviembre fue momento de calidez vicentina con fiesta mayor en La Cañada. La iglesia parroquial de esa población del municipio de Paterna acogió el acto anual que la cofradía vicentina que preside nuestro hermano de Capítulo D. Emilio Lisart organiza para oficiar la imposición al nuevo Clavario o Clavariesa Mayor la medalla correspondiente a tal cargo.

    Respondiendo a la convocatoria girada por la Cofradía y llevados por los afectos que concita esa corporación vicentina y su Presidente, acudieron los Presidentes de las Asociaciones, Altares, Capítulo de Caballeros Jurados y otras entidades e instituciones devocionales y culturales. Fue el mantenedor Juan Agustín Blasco Carbo, que estructuró su brillante disertación sobre una erudita base teológica y bíblica, con gratas y afectuosas referencias al perfil humano de la Clavariesa Mayor.

    En el acto protocolario de cumplimentar a la Clavariesa Mayor representaron al Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer el Lloctinent General y el H.C. Prof. Rafael Pinazo.