Artículos

Filtro
  • D. Carlos Osoro y el Capítulo de Caballeros Jurados

    Nuestro Arzobispo, don Carlos Osoro Sierra, nació en Castañeda (Cantabria) el 16 de mayo de 1945. Fue ordenado sacerdote en Santander el 29 de julio de 1973 y tuvo su primer destino pastoral en la parroquia de la Asunción de Torrelavega (Cantabria) trabajando preferentemente en el campo juvenil. En 1975 es nombrado Secretario General de Pastoral de la Diócesis, Delegado de Apostolado Seglar, Delegado Episcopal de Seminarios y Pastoral Vocacional y Vicario General de Pastoral. En 1976 es designado Vicario General de la Diócesis, cargo en el que permanece hasta 1994. En 1993 es nombrado Canónigo de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Santander, y en 1994 el Cabildo de aquella catedral lo elige Presidente.

    En el mismo año es nombrado Rector del Seminario santanderino de Monte Corbán, donde inicia la reapertura del mismo y su consolidación, cargo en el que permaneció hasta 1997.

    Su Santidad Juan Pablo II le nombra Obispo de Orense el día 22 de febrero de 1997 y el 7 de enero de 2002 lo designa Arzobispo Metropolitano de Oviedo, de cuya diócesis toma posesión el 23 de febrero siguiente. El Papa Benedicto XVI le nombra Arzobispo Metropolitano de Valencia el 8 de enero de 2009 y tomó posesión de la Archidiócesis el sábado 18 de abril de aquel mismo año. Era miembro del Comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal y actualmente es el presidente de la Comisión del Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española.

    Humano, sencillo, abierto y asequible, don Carlos Osoro  posee el don de hacer sentir bien a la gente que tiene a su lado, respirando suma amabilidad, entrega total y confianza absoluta, todo lo cual se pone de manifiesto en su cercanía con todo el pueblo valenciano en las innumerables acciones de la arrolladora pastoral que está llevando a cabo en la Archidiócesis de Valencia. Se le ve caminando por la calle cuando se dirige a la Basílica de la Virgen para confesar o si se desplaza a algún lugar cercano del Arzobispado donde le lleva su trabajo pastoral. Y la gente se le acerca con total normalidad. Y para todos tiene una caricia, una palabra de aliento. Y los pobres le piden y les da lo que tiene. Y sonríe, saluda y ayuda, siempre afectuoso y entrañable, sin darse importancia, como un cura de pueblo. Y lo cierto es que el celo pastoral lo consume. Y a veces se le nota.

    No hay excesos de ornato ni barroquismo en las estancias donde vive las pocas horas que podrían ser suyas; es hombre austero, que  aprendió a ser obispo en Orense y que ahora, en la ciudad del Turia, se encuentra con Cristo en la soledad de la capilla privada donde reza.

    El despacho donde recibe don Carlos, o el suyo personal con el cuadro de su madre en la pared y sus innumerables libros que cuando tiene tiempo consulta, son los marcos de su tremenda labor intelectual de preparación de documentos, discursos, artículos y homilías, y donde estudia las medidas de gobierno, resuelve las consultas que le llegan, y gestiona con corazón paterno los pormenores del pueblo cristiano que le ha confiado Su Santidad.

    La actitud de don Carlos ante los católicos valencianos es la de un obispo consciente de que es ante todo es un discípulo de Jesús que, por su gracia y llamada, ha sido agregado al Colegio de los Apóstoles, como los Doce de Galilea lo fueron al primer grupo del Maestro, para vivir en su compañía, conocer más a fondo los misterios del Reino de Dios, beber el cáliz de Jesús, ser testigos de su resurrección, recibir el don del Espíritu y predicar el Evangelio a todos los hombres y pueblos. Quizás sigue aquel viejo lema de que "El obispo tiene que ser la caricia de Dios para los demás"yel dicho de San Agustín: “Con vosotros soy oveja y para vosotros soy pastor”.

    Desde su toma de posesión, don Carlos ha mostrado un gran afecto hacia el Capítulo y un destacable aprecio para sus obras y proyectos en todas las ocasiones en que el Consejo y el Lloctinent General han tenido ocasión de departir con él y en las visitas y reuniones institucionales mantenidas en palacio.

    El 28 de marzo de 2012 don Carlos presidió con el Teniente General Comas el Acto Institucional del Capítulo ostentando junto a la Cruz Pectoral correspondiente a su dignidad episcopal, la Cruz de Caballero Honorario del Capítulo. En su alocución el Prelado tuvo expresivas palabras de valoración para las acciones y líneas de trabajo del Capítulo como elemento vivo y operativo de la Iglesia valenciana en acción, y alentó a los Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer a seguir el ejemplo del Santo dominico.

    Acrecentando la manifiesta e histórica cercanía de nuestra Institución a los Arzobispos de Valencia, el Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer  renueva su ánimo de unidad en oración y acción con los pastores que marcan la senda espiritual y eclesial de los católicos valencianos.

    Esta ilustre corporación vicentina debe, como marcan sus estatutos, alimentar de forma continua su condición y naturaleza de vanguardia en el pensamiento del vicentinismo militante. El capítulo ha de nutrirse espiritualmente del ideario que destila la vida y la obra de San Vicente y ello conlleva una mayor cercanía al magisterio de la Orden dominicana en orden a una eficiente profundización en la fe en el marco de la Casa Natalicia –sede estatutaria del Capítulo  y desde hace pocos meses ubicación del despacho de Secretaría y Archivo de nuestra Institución.

    La catedral de Valencia, su Cabildo y su Deán son instituciones con las que el Capítulo ha estado históricamente vinculado. Son de gran relevancia los servicios que les ha rendidos nuestra corporación y que constituyen la razón y fundamento de la especial precedencia que corresponde al Capítulo en las solemnidades de la Seo tras el acuerdo tomado hace medio siglo por el órgano colegiado catedralicio. Pero además, el vínculo de afecto y acción común con la Catedral se explica por ser la Seo el marco de oración capitular en las misas mensuales que se celebran en la capilla lateral que el Cabildo otorgó al Capítulo en su día, y en razón de ser escenario de la solemne expresión devocional en los pontificales que la comunidad Autónoma, la Ciudad y la Archidiócesis dedican a sus dos patronos Vicentes.

    Reiteramos, como colofón, el contacto referencial y continuo que los Caballeros Jurados mantienen desde siempre y n hoy con su Pastor arzobispal, lo cual es, conceptual y operativamente, imprescindible para dar el sentido eclesial que late en los estatutos del M.I.V. M. y L. Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer.

     

    José F. Ballester-Olmos y Anguís

    Lloctinent General del M.I.V. M. y L.

    Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer.

    Nota: Foto cedida por Manolo Guallart

  • El Capítulo de Caballeros Jurados entegó su Oracional Vicentino a los seis niños que finalizan su estancia en el Colegio Imperial

    El pasado día 21 de junio tuvo lugar en la capilla del Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer, sito en la población de San Antonio de Benagéver (Valencia) la ceremonia de final de curso de la seis veces centenaria institución benéfica fundada por San Vicente Ferrer.

    En el mismo acto se realizó la despedida de los seis niños que este curso finalizaban sus estudios y estancia en el Colegio Imperial. Los pequeños egresados de la fundación vicentina son Raimon Pérez, Santiago Jaramillo, Juan Manuel Rodríguez y Salvador Tecles, españoles, y Cecilia Amugu y Octavio Nguema, nacidos en Guinea; todos ellos de edades comprendidas entre los catorce y los dieciséis años.

    La ceremonia comprendió una alocución del Clavario Director Rvdo. Sr. D. José Ignacio Llópez, que habló sobre la significación del acto, hizo una salutación para la Honorable Clavariesa de la Fiestas Vicentina, que se encontraba presente y acompañada por el Tesorero de la Junta Central Vicentina, D. Salvador Peris; saludó asimismo a los presidentes de Asociaciones y a los clavarios y clavariesas asistentes, y tuvo afectuosas palabras para el Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer para con el cual reiteró su sentimiento de gratitud por su iniciativa y su decisiva intervención en el proyecto y obra de arbolado y aulas al aire libre en el Colegio. A continuación se llamó al presbiterio a los seis niños que finalizan su estancia en la casa y aulas de la Institución, que fueron saludados por el P. Llópez, el Gerente D. José Manuel Sanmillán, el Lloctinent General del Capítulo, Prof. Ballester-Olmos y el Capellá Major del Capítulo, Rvdo. Sr. D. José Castillo, Clavario Director que fue del Colegio Imperial durante muchos años. Siguieron en el turno de palabra el Lloctinent General, quien habló de la naturaleza del Capítulo y acerca de la significación y utilidad del Oracional, y el P. Castillo, que realizó una remembranza del espíritu colegial que, renovado, pervive desde antaño, y recomendó el uso del Oracional, ofreciendo a los niños consejos para su uso. Cerró el acto el Clavario Director invocando a San Vicente Ferrer y a la Virgen María, agradeciéndoles su continua intercesión a favor del centenario Colegio Imperial.

  • El Honorable Caballero Jurado D. Fernando De Rosa Presidente del Consejo General del Poder Judicial

    Nuestro hermano de Capítulo Fernando de Rosa Torner (Valencia16 de diciembre de 1959) es Presidente en funciones del Consejo General del Poder Judicial, tras la dimisión de Carlos Dívar, quien ostentaba la presidencia del alto órgano rector de la Magistratura española.

    Licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y especialista en derecho privado, ingresó en la judicatura en 1984, tras años de preparación con el entonces presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad ValencianaJuan Luis de la Rúa, y sus destinos fueron en la provincia de Valencia. En 1989 accede a magistrado en el partido judicial de Castellón y es Magistrado Juez Decano de los Juzgados de Valencia desde 1998 hasta 2003.

    Ocupó la Secretaría Autonómica de Justicia de la Generalidad Valenciana desde 2003 hasta 2007, y entre junio de 2007 y septiembre de 2008 fue Conseller de Justicia y Administraciones Públicas. En septiembre de 2008 pasa a ser vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del Partido Popular.

    De la Rosa ha sido promotor de la iniciativa llevada a cabo desde el Decanato de los Juzgados para de dotar a la ciudad de Valencia de un punto de encuentro familiar que será el primero de España con gestión compartida entre la administración municipal, autonómica, los colegios profesionales de abogados, psicólogos y trabajadores sociales, así como con la colaboración directa de los jueces de familia.

    El H.C. don Fernando de Rosa otorgó su juramento e ingresó en el Capítulo el jueves 2 de abril de 2009 en la Capilla de San Vicente Ferrer de la Iglesia Castrense de Santo Domingo.

    De Rosa es un profundo conocedor y amante de las fiestas y tradiciones valencianas. Cofrade de honor de la Cofradía de Jesús de Medinaceli del Grao, ha sido pregonero de las Fiestas del Cristo del Grao de 2012 y de las fiestas del Corpus de Valencia. Ha oficiado de mantenedor en varios actos institucionales de asociaciones y altares vicentinos y con su esposa, Dña. Asunción Palop -Honorable Clavariesa de las Fiestas Vicentinas de 2010-, ha sido clavario de la Asociación de la Pila Bautismal y es en la actualidad miembro de su Junta de Gobierno.

    Para nuestro hermano de Capítulo “El hecho de ser cristiano es un sentido de vida que nos acompaña y nos acompañará. Los valores están en la propia sociedad pero ahora están aplastados por valores laicos, pero si nos centramos quienes somos cristianos en los momentos de dificultades nos acercamos más a Jesucristo 

    Desde el M.I.V.M. y L. Capitulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer queremos mostrar nuestra satisfacción ante lo grato de la noticia y elevamos al Santo dominico nuestras oraciones y el ruego de que su protección se vierta sobre nuestro Hermano de Capítulo en esta nueva andadura de su brillante y entregada senda profesional al servicio de la Justicia española y de las gentes de nuestro pueblo valenciano.

  • El Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer crea en su seno la Encomienda de Territorios Vicentinos

    En la nueva singladura que ha emprendido el M. I. V. M. y L. Capítulo de Caballeros de San Vicente Ferrer bajo la Lugartenencia General de D. José F. Ballester-Olmos y Anguís, se han configurado sus líneas de trabajo y sus objetivos mediante la creación de Encomiendas en su seno.

    Éstas constituyen equipos de trabajo que están coordinadas por uno de los miembros del Consell de Cavallers -órgano directivo de la institución- y en los que se encuadran un número variable de Honorables Caballeros que son comisionados al efecto por el Lloctinent General, o bien que se adscriben a alguna Encomienda que sea más cercana a su formación, actividad profesional o preferencia. Por acuerdo del Consejo, todo Caballero Capitular debe solicitar su adscripción a al menos una Encomienda.

                En la actualidad operan en el Capítulo la Encomiendas siguientes: Escrivanía:  Escrivá D. Esteban González Concepción con el  Conseller D. Juan Antonio Barberá Payá. Capellanía Major: Capellá Major P. D. José Castillo Peiró. Encomienda de Asuntos Económicos:Almoiner D. José Crespo Iranzo y Racional D. Antonio Rossi Val.Encomienda de Relaciones Institucionales, Publicaciones y Estudios: Sindic Dr. José Juan Alcón con la colaboración del Sindic D. Rafael Martínez Mesas y el Lloctinent General. Encomienda para el Doctorado de la Iglesia Universal: Sindic D. Rafael Martínez Mesas.  Es una materia a la que han de prestar su ciencia jurídica y su profunda cultura vicentina ilustres HH.CC. como el que fue Lloctinent General D. Ignacio Carrau, D. Francisco Momblanch García, D. Cesar Belda Casanova y D. Vicente Simó Santonja, entre otros. Encomienda para el Proyecto de Difusión Cinematográfica: Sindic D. Rafael Martínez Mesas. Encomienda de Protección del Patrimonio Vicentino: Conseller D. Luís Latorre Matute. Encomienda de Información e Imagen Corporativa: H.C. D. Guzmán Guía Llobet, en coordinación con el Menestral D. José-Leto Melero Crespo y la colaboración del Conseller D. Vicente Martínez Marco y los HH.CC. D. Ignacio Genovés Artal y José Vte. Ballester Dolz. Encomienda de Protocolo y Actos Sociales: Menestral D. José-Leto Melero Crespo, con la colaboración de los Consellers D. Juan Antonio Barberá Payá, D. Guzmán Guía Llobet y D. Vicente Martínez Marco, y los HH.CCD. José Mª Boluda Sanambrosio y D. José Vte. Ballester Dolz.

                En la última sesión del Consejo de Caballeros, el Lloctinent General Prof. Ballester-Olmos creó la Encomienda de Territorios Vicentinos, designando como responsable de la misma al H.C. D. José R. Crespo Iranzo, Almoiner del Capítulo, quien contará con la colaboración directa de los HH.CC. Sindic Dr. Juan Alcón Limorte y Conseller D. Vicente Martínez Marco además de varios HH.CC. comisionados, como D. Ignacio Genovés Artal y el Dr.  José Mª David Domingo.

    Este nueva Encomienda tiene como objetivo impulsar un naciente movimiento vinculante del vicentinismo de los pueblos valencianos, del resto del territorio español e incluso de países extranjeros; iniciativa ésta que se gestó en la dinámica y meritísima Comisión del V Centenario de la Visita de San Vicente Ferrer a Teulada y que dio lugar a la I Jornada de los Pueblos Vicentinos, celebrada en aquella población alicantina en el pasado verano. También será objetivo de esta nueva Encomienda la confección de una obra que en forma de libro y su versión informática vaya reuniendo la información acerca de los rasgos históricos y el patrimonio artístico, monumental, documental, devocional y etnológico que poseen las ciudades y pueblos de nuestras tierras y de territorios foráneos.

    Nota: Foto cedida por Manolo Guallart